bebe

Cuidados para la piel de tu bebé

Quién no se pasaría horas acariciando la piel de un bebé. Esa piel tan pura y tan suave. ¿Existe algo más perfecto que la piel de un bebé?
El momento en el que acaricias por primera vez su piel, tan delicada, que con solo una caricia puedes sentir tanto.

Cuando bañamos por primera vez a nuestro bebé, pierden la protección natural que tenían en el útero. Es por ello que es importante tener en cuenta algunas pautas para cuidar la piel tan sensible que tienen.

fingers-109158_1280

Cuando vayamos a bañarle, es mejor hacerlo con jabones neutros y hacerlo siempre con las manos limpias. Su piel es tan finita que absorbe los ingredientes de los productos, y, a pesar de que éstos han pasado muchos controles, sigue siendo mejor evitar algunos de ellos en la medida de lo posible.

En el baño con agua es suficiente, aunque también se puede añadir unas gotitas de aceite de almendras. xSi queremos utilizar jabón, es recomendable elegir uno puro sin perfume añadido y que sólo tenga un ingrediente, prunus amygdalus dulcis oil.

baby-799964_1920

Es mejor no echarles colonia ni perfumes, ya que pueden provocar alergias y, si llevan alcohol, irritar la piel. También es recomendable usar aceites naturales en lugar de cremas para hidratar su piel, son más puros y su piel no absorberá conservantes como el parabeno o aceites minerales como petrolatum, paraffinum liquidum.

Es recomendable evitar aquellos productos que lleven sodium lauryl o laureth sulphate (frecuentes en geles y champús), así como el Polietilenglicol (PEG), ingrediente tóxico que se utiliza como emulsionante, y usar limpiadores suaves que contengan betaínas o glucósidos(betaine, disodium lauroamphodiacetate o decylglucoside).

En caso de que tenga enrojecimiento, es bueno usar cremas con óxido de zinc (zinc oxide).
Para darles masajes es bueno usar el aceite de hyperico, ya que además de nutritivo es relajante, o el de almendras.
baby-feet-847202_1920
También es mejor evitar las que lleven petrolatum y paraffinum liquidum, ya que no dejan que la piel respire.

Las toallitas húmedas es mejor usarlas sólo fuera de casa, ya que sus sustancias permanecen mucho tiempo en contacto con la piel y puede provocar reacciones alérgicas, por ello es recomendable evitar las que contengan limonene, linalol, citronellol o eugenol. Y utilizar las que tengan emolientes y sean sin olor.

Para protegerles del sol es mejor no exponer al bebé directamente a la luz solar hasta los 6 meses ni usar cremas solares. Más adelante, hay que elegir un factor de protección 50+ con filtros físicos como el óxido de zinc (zinc oxide).

Si le estás dando el pecho, en caso de tener grietas en el pezón es mejor no usar cremas hidratantes ya que el bebé podría ingerirlas. Lo mejor es usar la propia leche para ayudar a hidratarlo.

Con todos estos pequeños detalles, podemos proteger su piel y mantenerla lo más cuidada posible. Aunque en realidad son ideas que podemos tenerlas todos en cuenta, para cuidar nuestra propia piel también.

Cuidemos lo mejor posible su piel y veamos pasar el tiempo acariciándola y disfrutando de su suavidad. Ambos disfrutaremos de ese momento.

¡Feliz día!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *