feliz

La importancia de un bebé feliz

¿Hay algo más bonito que la sonrisa de un niño? No es solo eso, también, en mi opinión, es la sonrisa más pura, transparente y sincera que jamás nadie te podrá regalar. Sólo un niño es capaz de hacerte sentir especial con algo tan sencillo como lo es una sonrisa. Esas que hacen que todos los madrugones, dedicación y noches sin dormir merezcan la pena.

Y si es un regalo tan preciado, ¿no deberíamos intentar que no se les borrara nunca? Los bebés y los niños son tan agradecidos, que con pequeños detalles podemos conseguir hacer que se sientan muy especiales.

Son pequeñas personitas inocentes que las únicas personas en las que confían son su familia y los que les rodean. Por eso, el regalo más sencillo que les podemos hacer es pasar tiempo juntos, disfrutando cada momento de su vida, y llenando su mente de bonitos recuerdos.

Con cada gesto lleno de amor que tenemos hacia ellos, su cerebro se inunda de oxitocina y endorfinas, las conocidas hormonas de la felicidad. Estas hormonas hacen que las células de las áreas del cerebro donde se encuentran el pensamiento y el lenguaje aumenten en cantidad. Lo que favorece el desarrollo de su inteligencia y estructuran su cerebro de una manera especial.

Hoy os queremos contar algunas actividades para hacer juntos, para disfrutar en función de su edad, hacerles sentirse únicos y aprovechar todos los beneficios que tienen cada una de ellas

La voz de papá o mamá

La voz de mamá les va acompañando durante los 9 meses de gestación. Es por ello que cuando nacen, y vienen a un mundo nuevo y tan distinto para ellos, la voz de mamá es lo único que les resulte más familiar. A partir de los 15 días empezarán a identificar también la voz de papá. Les encanta escucharnos, que les hablemos, les contemos que estamos haciendo, qué está ocurriendo a su alrededor, qué vamos a hacer, cantarles…nos sentirán cerca y se calmarán, se sentirán seguros y disfrutarán del momento, tanto o más, que nosotros.

padres

Estar en brazos

Si a un niño le gusta estar en brazos, tengan la edad que tengan, siempre disfrutarán de un momento así. Hay niños que son, como se dice a veces, más despegados, necesitan su espacio. Esto no quiere decir nada, lo único que en lugar de estar en brazos, lo que necesitan simplemente es tenernos al lado. Se sentirán más seguros, tranquilos y relajados al saber que estamos con ellos.

brazos

Caricias

Cuando son bebés les encantan las caricias, sentir nuestra piel en contacto con la suya, y sentirnos cerca.
Besos, caricias, abrazos, decirles cuánto les queremos…cualquier gesto de amor hacia ellos, reforzará el vínculo de una manera directa, piel con piel. Los beneficios que producen las caricias en un bebé, se multiplican en caso de ser prematuros. En un estudio que se realizó en EEUU, se llegó a la conclusión de que el contacto físico era beneficioso para el proceso metabólico y digestivo de los bebés prematuros.

Además gracias a las caricias y gestos de amor que les damos, se sienten más protegidos y más seguros, lo que conlleva a un correcto desarrollo físico y emocional, les inculcamos sentimientos positivos y fomentamos el desarrollo de su inteligencia emocional, entre muchos otros beneficios.

besos

Masaje

¿A quién no le gusta un masaje? Con ellos fomentamos el vínculo afectivo y la comunicación corporal. Esto es fundamental para que el niño forme una personalidad sana y feliz. Gracias a los masajes, además, le ayudamos a relajarse y aliviar el estrés en respuesta al placer de las caricias; en su desarrollo psicológico, reduciendo los umbrales de miedo y aumentando las habilidades sociales; ayuda a regular y reforzar la función gastrointestinal; y favorece el sistema hormonal, respiratorio y muscular. Pronto os dejaremos un post en el que contaremos con más detalle todos sus beneficios y os daremos algunas pautas sobre cómo darlo, para disfrutar juntos de ese momento tan maravilloso.

masaje

Música

La música potencia las funciones cerebrales de tu hijo. Pon una canción, coge en brazos a tu hijo o hija y permitíos dejaros llevar y disfrutar del momento. Y si aún es muy pequeño, cántale una nana de las que te cantaban a ti y aprovecha el momento del baño o de dormirle por ejemplo, para dejarle llenarse de todos sus beneficios, además de sentirte cerca al escuchar tu voz.

baile-bebe-mama

Juegos

¿Sabíais que el 90% de los padres y el 81% de las madres dedican poco tiempo a jugar con sus hijos? Con el ritmo de vida que llevamos, a veces resulta difícil encontrar un momento para jugar con ellos. Pero, de verdad, si conocierais todos los beneficios que tiene que pasemos este momento con ellos, creedme que las cosas que nos ocupan el resto del día perderán la importancia que les estamos dando. Pasar un tiempo con ellos y jugar juntos no significa perder el tiempo, al contrario, potenciamos su aprendizaje espontáneo, aumentamos su autoestima y sus relaciones familiares, le aporta seguridad, al vivir situaciones positivas junto a nosotros, potenciamos sus habilidades sociales, aumentamos su control emocional, fomentamos su creatividad y el éxito escolar, así como su atención y concentración. Y además de disfrutar ellos lo haremos también nosotros, por verles sonreír, disfrutar y ser felices. Les conoceremos más y crearemos momentos de complicidad y recuerdos imborrables para todos.

juegos

Permitirles expresar sus emociones

Es importantísimo aprender a gestionar nuestras emociones, saber expresar cómo nos sentimos, y que ellos aprendan a expresarlos también. Ello conllevará a un mayor autoconocimiento, autoestima y aceptación.

El Doctor Lawrence Shapiro en su libro Inteligencia Emocional en los Niños dice que “En las familias donde los sentimientos se expresan y examinan abiertamente, los niños desarrollan el vocabulario para pensar en sus emociones y comunicarlas. Aprender a identificar y transmitir las emociones es una parte importante de la comunicación y un aspecto vital del control emocional”.

Hablar con ellos, respetar sus sentimientos y mostrar empatía hacia ellos, hará que en el futuro sean personas más seguras, pacientes, generosas y capaces de disfrutar de aquello que les gusta y de sobrellevar los fracasos.

emociones

 

Disfrutad de este bonito regalo de la vida, nuestros hijos. Aprovechad cada momento con ellos, serán felices ellos y lo seremos nosotros.

 

¡Feliz semana!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *