comiendo

10 Claves para conseguir que tu hijo quiera comer

Cuántos días se nos ha juntado la comida con la merienda porque nuestr@ hij@ no tiene ganas de comer o porque ha decidido que ese plato no le gusta cuando siempre le ha encantado.

Es el día a día de muchas familias, por eso hoy queremos contaros algunos truquillos para que vuestr@ hij@ coma mejor y no desesperaros en el intento.

Debemos basar nuestras comidas en alimentos sanos. Los niños no conocen otro alimento que no sea el que le demos nosotros, lógicamente si le damos una verdura sola sin ningún condimento y un plato de macarrones con tomate, probarán los macarrones y los preferirán, por la cantidad de aditivos que llevan que hacen que sea más apetecibles para ellos. Pero si desde pequeñitos les damos una alimentación basada principalmente en frutas y verduras, creedme que no tendremos el problema de que no quiere fruta o un puré, será una delicia para ellos. Pero para esto, no sirve que comamos todos juntos y les pongamos a ellos un plato de verduras al vapor mientras nosotros nos tomamos una lasaña por ejemplo. Nuestros hijos intentan imitarnos y somos las principales personas con quienes aprenden lo que está bien hecho y lo que no, por lo que es importante que vean que todos comemos lo mismo, sin ningún tipo de diferenciación.

comida-saludable_opt

Aquí os dejamos 10 importantes claves que harán que la hora de la comida deje de ser un sufrimiento:

  1. No darles patatas o snaks cerca de la hora de comer. Cuando se acerca la hora de comer, nos ocurre a nosotros también, que empieza a moverse un gusanillo por el estómago pidiendo más comida. Es recomendarle darles una pieza de fruta o verdura que hará que desaparezca esa necesidad de comer, pero no les dejará sin hambre cuando llegue la hora de la comida, ya que son de rápida asimilación.
  2. No utilizar la comida como premio ni castigo. Debemos tratarla como un hábito más en el día a día. No podemos decirles por ejemplo que si se comen la comida le daremos de postre una chocolatina o algo dulce, porque lo que le estaremos diciendo es que el plato es algo malo y de premio por habérselo comido le daremos algo dulce que es lo bueno, algo totalmente contrario a la realidad.
  1. Es interesante aprovechar la curiosidad natural que tienen en la vida para que sientan interés por probar nuevos alimentos, además de aprovechar su voluntad para empezar a comer solos a su manera. Debemos respetar su ritmo y necesidades.
  1. Existen fármacos para abrirles el apetito. Muchas familias ante la frustración por no saber que más hacer para que su hij@ coma recurren a ellos y así intentar una nueva vía, a la desesperada. Esto no es una solución, no debemos darles este tipo de fármacos ya que son peores sus consecuencias a las que produce que no coma tanto como debería.
  1. No hay que forzarles a comer. Debemos respetar sus ritmos, aunque sin dejarles distraerse y alargar las comidas, como decíamos antes, que se junten hasta la merienda. Debemos respetar que tomen cantidades pequeñas o que rechacen algunos alimentos. Si no quieren comer más y les obligamos, su cuerpo dejará de sentir la sensación de estar llenos, algo que puede llegar a ser un problema en el futuro.
  1. Si están en una época en la que rechazan más alimentos, no es recomendable que les intentemos insertar nuevos alimentos, debemos dejar que vuelva a acostumbrarse a los que ya ha probado.
  1. Dejarles comer solos, que experimenten y exploren la comida, que la sientan con sus propias manos.
  1. No cambiarles de comida si dicen que ese día no quieren comer lo que les hemos preparado, ya que aprovecharán y comerán seguramente alimentos que no sean del todo saludables, los más sabrosos. Y si lo hacemos, debemos darles a elegir entre otros platos saludables que tengamos preparados.
  1. Involucrarles en la elaboración de los platos. Sentirán suyo ese plato y lo comerán con más ganas. Pueden limpiar las verduras, echar la sal, remover una salsa, amasar… Pequeños detalles que harán que se sientan especiales
  1. Juega con los platos. Haz que el momento de la comida se convierta en un momento divertido. Decóralo de una manera especial, o si participan ellos que elijan la forma que darle al plato. Tendrán más ganas de que llegue la hora de comer para ver que hemos ideado ese día.

comida-divertida_opt

Son etapas de la vida por las que todos hemos pasado. Lo importante es intentar disfrutar de ellas y buscar una manera de que sean felices y nosotros con ellos.

¡Mucho ánimo y feliz semana!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *