child-930103_1280

Ayudar en casa para aumentar su autoestima

¿Cuánt@s desearíamos que el día tuviera más horas?. Queremos exprimir tanto los días y hacer tantas cosas, que nos los llenamos de tareas, y al final nos agobiamos y no disfrutamos del día a día, es decir, totalmente lo contrario a lo que deberíamos hacer. Intentamos hacerlo todo por nuestra cuenta, y no pensamos que si repartiéramos las tareas todo sería mucho más sencillo, e incluso divertido.

Y esto es exactamente lo que nos ocurre con nuestros hijos e hijas. Les vemos tan pequeñitos y tenemos tantas ganas de que sigan siendo nuestros bebés que les sobreprotegemos y no dejamos crecer como deberían.

Desde bien pequeñ@s podemos hacer que participen en las tareas del hogar, a su medida, está claro, pero son capaces de formar parte de ellas y además disfrutar haciéndolas.

Para despertarles ese interés no vale solo con darles un trapo o una escoba y decirles que nos ayuden a limpiar exigiéndoles lo mismo que a una persona adulta, no. Debemos adaptarnos a sus capacidades, pidiéndole que haga las cosas a su ritmo y acorde a su tamaño. Podemos comprarles un kit de limpieza, de cocina o algún utensilio, de su mismo tamaño para que puedan ayudar de manera cómoda. Pero, ¿Cuáles son las tareas en las que pueden ayudarnos?

cocinar

Más o menos entre los 1 y 2 años, empiezan a interesarse por las actividades relacionados con la vida práctica, sobre todo cocinar o cuidar el entorno, como puede ser barrer el suelo, regar las plantas, limpiar el polvo…
Podemos poco a poco irles introduciendo en estas tareas, por ejemplo en la cocina podemos empezar haciendo un día un bizcocho,  y más adelante preparando una comida sencillita de la que después disfrutemos tod@s. Tenemos que tener cuidado que las recetas sean fáciles y amenas para que no se cansen y terminen aburriéndose.

Para limpiar hacemos lo mismo, hay que empezar con tareas fáciles, como darles un trapo o su propia escoba para que nos ayuden con la misma tarea que estamos haciendo, que nos pasen las pinzas de la ropa, o ayudarnos a hacer la cama por ejemplo. Poco a poco irán cogiendo agilidad y querrán ir avanzando y haciendo más cosas.

hogar-ninos

Es importante que tengamos paciencia porque, aunque nos ayuden, al principio es normal que tardemos más tiempo en hacer todo, pero a la larga será beneficioso para toda la familia. ¿Conoces los beneficios que tiene?

  • Aumenta su autoestima,  ya que estamos confiando en ellos para que la casa funcione correctamente. Les estamos haciendo partícipes y sentirse una parte importante en el hogar.
  • Aumenta su responsabilidad, ya que de ell@s depende que salga bien esa tarea y todo esté correctamente.
  •  Ganan independencia, ya que no les estamos dando todo hecho, por lo que además contribuimos a su madurez y autonomía.
  • Valoran más el trabajo, ya que ayuda a que sean conscientes del esfuerzo que supone el trabajo de los demás.
  • Aprenden la importancia de la cooperación. Con ello serán conscientes de que trabajando en equipo y colaborando con los demás el trabajo sale antes y mejor.

Debemos tener en cuenta siempre, que no podemos hacerlo de manera exigente, lo importante es la intención y las ganas que ponen. Con el tiempo irán mejorando y aprendiendo cómo hacerlo. Debemos ver que estamos pasando un momento con ell@s, que además puede ser divertido. Porque, igual que a veces a provechamos y ponemos música para convertirlo en un momento más alegre, ¿por qué no hacerlo con ell@s también? Podemos ponernos música divertida y limpiar al mismo ritmo, o cogerle en brazos y bailar mientras limpiamos el polvo o recogemos los juguetes. Disfrazarnos, ponernos un delantal o un pañuelo en la cabeza, todo vale para que crear un momento nuestro.

limpiar-casa

Para que se motiven y no terminen abandonando en el intento, podemos decirles qué es lo que vamos a hacer cuando terminemos. Jugar junt@s, ir al parque, o hacer algo que les guste en especial. De esta manera, aunque no les digamos que es el premio por jugar, sino una tarea igual de divertida que limpiar, estamos premiándoles por ello, sin que ell@s se enteren.

Por último deciros que es mejor ir cambiándoles de tareas cada poco tiempo para que no tengan la sensación de hacen siempre lo mismo y al final se aburran. Hay muchas tareas en las que nos pueden ayudar y de las que pueden aprender, solo es cuestión de intentarlo.

¿Ya sabes con qué tarea empezar?

Disfrutar con ell@s en el día a día, hacerles partícipe de todo lo que hacemos y vivir cada momento a su lado, es la tarea más importante y bonita que tenemos como padres y madres.

 

¡Feliz día y a disfrutar de vida!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *