baby-256857_1920

Un detalle que dejará huella

A cuant@s os ha pasado que tenéis que hacer un regalo pero queréis hacer algo diferente, bonito y especial. O simplemente sois de l@s que quieren guardar cada instante de vuestro bebé y que tenga el mayor número de recuerdos y detalles posible.

Hoy os traemos una idea para regalar, guardar de recuerdo o para pasar un rato especial y diferente. ¿Qué os parece inmortalizar un instante de vuestro bebé? Y no con una fotografía, si no con algo más…su huella. Poder tener guardado cómo era exactamente su manita o su pie cuando era pequeñ@.

Es muy sencillo hacerlo, sólo necesitáis unos pocos ingredientes y por supuesto a nuestro peque. En un momento tendréis marcado para siempre la huella que comenzó a dejar en nosotr@s.

INGREDIENTES

1 Taza de harina
1 Taza de sal
1/Taza de agua tibia (o más si fuera necesario)
Pintura (opcional)
Un pincel (opcional)

 

CREAR LA MASA

Convertir esos ingredientes en una masa es muy sencillo.

Lo primero que tenemos que hacer es poner la sal en un cuenco junto con el agua tibia, y removemos hasta que se disuelva la sal, o desaparezcan la mayoría de los cristalitos. Esto hará que la masa quede más suave.
Después añadimos la harina y removemos hasta que quede una masa suave y uniforme. Si ha quedado demasiado pegajosa podemos añadir más harina o al revés, si ha quedado muy seca, agregar un poco de agua.

Si tenemos más peques o nuestr@ hij@ es un poco mayor, podemos pedirles que nos ayuden a hacerlo, ¡les encanta amasar y participar en estas cosas!

Además esta masa es ideal porque es natural y no es tóxica para su piel.

 

huella-1

CÓMO HACERLO

Para que la huella quede lo más marcada posible, debemos extender la masa sobre la bandeja del horno directamente. Para ello, espolvoreamos un poco de harina en la bandeja y a continuación extendemos la masa, no muy fina, con un grosor aproximadamente de unos 12 cm, para que no se nos rompa al manipularlo y quede bien marcada la huella.

Una vez tenemos la masa extendida, colocamos con cuidado la manita o el pie de nuestr@ peque sobre la masa y marcamos su huella. Este puede ser el paso más difícil, dependiendo de lo activ@ que sea puede convertirse en toda una odisea.

Podemos poner las huellas que queramos, y colocarlas de la manera que más nos guste, o escribir su nombre en la propia masa. También podemos hacer un agujerito si tenemos idea de colgarlo en algún lugar.

Una vez esté listo, lo introducimos al horno. Es importante que no esté precalentado, ya que el cambio brusco de temperatura hará que la masa pueda estropearse. Lo ponemos a 100-150 grados durante 2 o 3 horas, según vayamos viendo. Si no queremos utilizar el horno, podemos dejarlo secar a temperatura ambiente durante 3 días.

manita

CÓMO DECORARLO

Una vez se ha enfriado la masa, podemos pintarla con la pintura y el pincel decorándolo de la manera que más nos guste o le pueda gustar a la persona a la que se lo vayamos a regalar.

Aquí os dejamos algunas ideas que hemos encontrado en internet, por si os sirven para inspiraros.

navidad

 

huella-manos
huella-nieve
varias-manos

 

¿Qué os ha parecido? A mi me parece una idea muy bonita. Yo ya estoy dandole al coco para ver a quién regalarle una, ¡les va a encantar!

¿Os animáis a hacerlo este fin de semana?

¡Feliz día!

*Todas las imagenes han sido obtenidas de Pinterest

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *