girl-1346482_1280

Mi hijo no habla, ¿Qué puedo hacer?

Es un tema que inquieta mucho a los padres y madres. ¿Por qué mi hij@ no habla aún? ¿Tendrá algún problema? ¿Cuándo debo empezar a preocuparme?

El lenguaje al ser la manera principal que tenemos de comunicarnos, es algo en lo que solemos fijarnos y preocuparnos bastante. Pero no debemos preocuparnos más de lo debido, el lenguaje es un área más en el desarrollo de las personas y por tanto debemos de darle la misma importancia que a las demás.

Sí, nos encanta verles hablar, decir sus primeras palabras, y que hablen sin parar y no entender nada de lo que dicen. Pero tranquil@s, todo llega, cada peque a su ritmo y en su momento, y no debemos agobiarnos por ello.
No es algo que se desarrolle de un día para otro, es un proceso en el que poco a poco, por voluntad propia, irá diciendo cada nueva palabra.

kids-1235091_1280

¿Qué podemos hacer?

Inicialmente el lenguaje surge por imitación, intentan imitar y aprender de los adultos, nuestros movimientos y sonidos.
Para favorecerlo y prevenir posibles dificultades, aquí os dejamos una serie de aspectos que son interesantes potenciar y poquito a poco invitarle a soltar su lengua de trapo y que comiencen a hablar.
Pueden hacerse jugando, para que además paséis un rato divertido, siempre adaptándonos a sus capacidades claro. Aquí os dejamos algunas sugerencias:

1.- Ejercitar los órganos que intervienen en al fonación
Podemos hacer que manden besos, soplen una vela, un molinillo, un pompero, jugar a poner distintas expresiones faciales como reír, poner cara de susto, de pena, de sorpresa…, ejercitar el oído haciendo sonar una campanilla o buscando un juguete escondido que haga ruido. Poco a poco y sin que se den cuenta, irán tomando consciencia de los órganos que está trabajando.

2.- Utilizar palabras cortas
De esta manera podrán entenderlas con mayor facilidad. Podemos empezar con palabras de 1 o 2 sílabas y que empiecen por consonantes labiales, son las más fáciles para ell@s. Poquito a poco podemos ir aumentando el número de palabras, complicándolas un poquito más y así vayan aumentando su vocabulario.

3.- Usar frases sencillas y cortas
Al igual que con las palabras, es importante no utilizar frases muy largas o complejas. Es muy útil acompañar las frases con una demostración, serán más fáciles de comprender y asimilar.

4.- Estimular su expresión espontánea del lenguaje
Hablarles, hablarles y hablarles. Contarles lo que hemos hecho, estamos haciendo o vamos a hacer, lo que está ocurriendo a nuestro alrededor… que nos escuchen. Esto hará que poco a poco se vayan animando a contestarnos y mantener una conversación con nosotr@s. Además de que hablar con nuestros peques es muy bueno para ellos, nos mantienen más unidos y hace que se sientan más seguros.

5.- Realizar actividades para mejorar la psicomotricidad
Al estar jugando con ell@s en la arena, pintando, con plastilina… les ayudaremos a comunicarse y expresarse socialmente.

6.- Respeta sus tiempos y dale la oportunidad de hablar
Al igual que les animamos a hablar, es importante respetar sus tiempos, no obligarles ni forzarles, y cada mejora conseguida es algo bueno. No podemos criticarles si lo hacen mal o no lo consiguen, porque están aprendiendo. Ya lo conseguirán y hablarán perfectamente. Hasta entonces, disfruta con ell@s de su aprendizaje, de su manera de comunicarse y valora el esfuerzo que hacen para conseguirlo.

7.-Canciones, adivinanzas, cuentos
A partir de los 2 o 3 años, ya serán capaces de aprender cachitos de canciones, cuentos o historias. Cantar canciones con ell@s y que nos ayuden a contar los cuentos, potencia el lenguaje, ¡y la memoria!

8.- Preguntas con distintas respuestas
En decir sí o no, no suelen tener problemas, ya sea por gestos o hablando. Es interesante hacerles preguntas en las que tengan que elegir y nombrar cosas. Al principio lo harán con el dedo, pero poco a poco irán expresándose y diciéndonos qué es exactamente lo que quieren.

9.- Anímale a pedir lo que quiere verbalmente
Si a la primera a la que nos hace un gesto para pedirnos algo les entendemos, no intentarán expresarlo de otra manera porque de esa manera tan cómoda, como señalando, ya lo obtienen. Si les dejamos que se expresen más allá de los gestos, estimularemos su lenguaje y poco a poco se esforzará más para comunicar lo que quiere.

10. No hables por ell@s
Dejemos que se expresen, no hablemos por ell@s. Preguntarles y que intenten contestarnos. No será algo rápido, tardarán en expresarse y nosotr@s en entenderles, pero es importante que lo hagan y que sientan que pueden expresar lo que necesiten y que siempre estaremos dispuest@s a escucharles.

hear-71330_1280

Signos de alarma

Al igual que no hay que preocuparse, también es importante detectar a tiempo si tiene algún posible problema, para poder minimizar las consecuencias lo máximo posible.
Existen algunos signos de alerta que nos pueden guiar para conocer si nuestro peque puede tener algún retraso.

A los 6 meses
*No mira a la cara, ni sonríe cuando le hablamos
* No emite sonidos
* No nos mira cuando le hablamos

A los 9 meses
* No se interesa por el entorno
*No balbucea ni realiza ningún sonidito
*No responde a su nombre o a estímulos sociales

A los 12 meses
* No entiende ninguna palabra familiar, ni participa en juegos sociales como los 5 lobitos, el cucu-tras…
* No atrae nuestra atención ni verbal ni gestualmente

A los 18 meses
* No señala para pedir algo
* No dice ninguna palabra u onomatopeya con significado
* No emite sílabas combinadas

A los 24 meses
* No emite sílabas combinadas(pa-la)
* Su catálogo de palabras es menor de 5 palabras

A los 30 meses

* No ha aumentado el stock de palabras a más de 10
* No comprende frases simples como por ejemplo, pon el cubo en la mesa
* Repite mecánicamente lo que escucha sin comunicación

Pongo especial énfasis en que si no hace alguna de ellas, no quiere decir que tenga un problema, simplemente es recomendable acudir a un especialista, para que nos de algunas pautas para trabajarlo un poco más y ¡conseguir superarlo!

mama-hija

Nuestros peques a nuestro lado, serán capaces de conseguir todo lo que se propongan, solo debemos estar con ellos para servirles de apoyo cuando tropiecen.

¡Feliz día y que parloteéis mucho!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *