nino-otono

Crear nuestro propio rincón de otoño

Ya están las aceras llenas de hojas amarillas que caen de los árboles. Rincones llenos de encanto, que bien podrían ser el escenario perfecto para una postal. Comenzamos a llenarnos de capas para sobrellevar el frío, y por fin vuelven a salir los gorros, guantes, bufandas, botas de agua…qué bonita época.

Es importante que nuestr@s peques conozcan la estación del año en la que están, sepan qué ocurre, qué caracteriza a esta estación y qué podemos hacer en ella. Es muy probable que cuando llueva estén deseando saltar en los charcos, no entiendan que como hace frío hay que ponerse el abrigo cuando lo que quieren es correr y jugar, o que ya no se pueda ir a la piscina o a la playa. Pero vamos a verlo por el lado bueno, es un momento en el que es probable que haya que pasar más días en casa, y por qué no, aprovechar para pasar más tiempo en familia, en la que cambiar la playa por la montaña o el campo, pero una buena oportunidad para jugar con las hojas, descubrir nuevos lugares, rincones y echarte unas cuantas carreritas por la naturaleza y llenarnos de aire puro, qué bonita sensación. ¿Y por qué no transmitirles y enseñarles todas estas cosas buenas que nos ha traído el otoño?

juego-otono

Por eso hoy queremos enseñaros a hacer vuestro propio rincón de otoño en casa. Es típico de la pedagogía Waldorf, al igual que el farolillo de otoño que hicimos, para permitir a nuestr@s peques aprender a situarse en el tiempo, conocer los cambios y sean partícipes de los acontecimientos.

 

¿En qué consiste?

Se trata de preparar un rincón en nuestra casa con elementos del otoño. Puede ser una bandeja, un plato, una estantería, una mesa,… o adornar la pared, lo que nos apetezca o podamos.

La idea es mantener en este mismo rincón el cambio de estaciones y adornarlo siempre con elementos de la estación del año en la que estemos. Es importante que siempre sea el mismo lugar de la casa.

mesa-otono

¿Cómo se hace?

Todo lo que necesitamos para hacer la mesa de otoño es equiparnos con unas buenas botas, unos guantes, gorro y bufanda. Coger una bolsa o una cesta en la que poder guardar todos los elementos que encontremos y salir a la calle. Vale un parque, la acera de enfrente o pasar un rato en el campo. Dependiendo de dónde vivamos o dónde vayamos, encontraremos unos elementos u otros, pero todos son igual de válidos.  Una piña, hojas amarillas, secas, palos, flores secas… Y a ti, ¿qué objetos te hacen sentir en otoño?

Una vez tenemos todos los elementos que queremos colocar en nuestro rincón, solo hay que dar rienda suelta a la imaginación, poner, por qué no, algo de música, o si nos animamos cantar nostr@s, y dedicarnos a adornarlo. Adornarlo tan bonito como queramos, nos salga de dentro. Podemos además hacer dibujos del otoño, del campo o el parque donde hemos estado, o de alguno de los elementos que hemos colocado, por ejemplo. Es importante dejarles que coloquen las cosas como les apetezca, intentar guiarles lo menos posible.

castanas-otono

¿Qué beneficios tiene?

Al traer a casa un trocito del mundo exterior, les permite ser conscientes del cambio de estación que ocurre cada temporada, el ritmo del año. Les permite estar en mayor contacto con la naturaleza, conocer la estación en la que estamos, y la naturaleza que nos rodea, al hacerlo mediante el juego.

Es importante, además, que la mesa esté a su altura para que puedan tocarla y explorarla siempre que quieran (con la indicación de que después deben dejar los objetos en ese mismo rincón).

ninos-otono

¿A qué edades se puede hacer?

Se puede hacer desde que son bebés. Si es cierto que a los dos años, más o menos, podrán interactuar más con ellos y estarán más capacitad@s para ser conscientes de ese ritmo anual del que hablábamos. Pero podemos hacerlo a cualquier edad, teniendo siempre cuidado con añadir elementos que estén adaptados a su edad y sus capacidades.

bebe-dibujo-otono

¿Qué te parece el plan para este fin de semana? ¿Ya sabes cuál va a ser el rincón?

¡Que tengáis un muy feliz día!

Compartir...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *