beso-hermanos

¡Quien tiene un hermano tiene un tesoro!

Cuántas veces habremos discutido con ellos, nos habremos pegado, enfadado y nos habrán castigado separándonos uno en cada esquina…pero, cuántas veces hemos reído, jugado, cuchicheado, nos habremos escondido, guardado un secreto y confiado el uno en el otro…

Cuántas veces te habrás metido en su cama por la noche porque tenías miedo, o se habrán metido en la tuya. Noches jugando a escondidas bajo las sábanas con una linterna para que no os pillaran, picias, trastadas y anécdotas que solo al recordarlas es imposible evitar que asome una sonrisa.
Seguir leyendo

Compartir...